Audioguía para la visita a la Basílica de San Juan de Letrán y el Claustro

Plaza San Juan de Letrán

Situada cerca del monte Celio, la Archibasílica del SS. Salvador y de los Santos Juan Bautista y Juan Evangelista, más comunmente conocida como San Juan de Letrán, es la iglesia más antigua de Occidente. Residencia papal hasta el siglo XIV, actualmente es la Catedral de la diócesis de Roma y oficialmente la sede eclesiástica del Obispo de Roma. Fue edificada durante el pontificado del Papa Melquíades sobre una propriedad de la familia de Letrán, donada al Papa por Constantino como signo de gratitud del Emperador a Cristo, después  de la victoria en Majencio en la batalla del Puente Milvio, que tuvo lugar el 28 octubre del 312. Más tarde con el Edicto de Milán que reconoce al Cristianismo la libertad de culto, Constantino puso fin a las persecuciones contro los cristianos y la Basílica lateranense se convirtió en símbolo luminoso de la Iglesia naciente. En este lugar mil años después, en el 1300, fue convocado el primer Jubileo de la historia y sucesivamente, con ocasión del Jubileo de 1423, Papa Martín V instituyó por vez primera en esta iglesia el rito litúrgico para abrir la Puerta Santa, rito que después se extenderá a las demás Basílicas. Visitar San Juan de Letrán es volver a las raíces del cristianismo. Se puede acceder al Claustro para un momento de silencio y oración, "un angulo de gracia medieval" considerado como una de las obras maestras más importantes del arte del siglo XIII. 

Cerca de la Basílica: Escalera Santa y Sancta Sanctorum

Localizada al lado oriental de la Plaza, la Escalera Santa es parte de lo que queda del antiguo Palacio de Letrán. Identificada por la tradición con la escalera del Pretorio de Pilato sobre la cual subió Jesús para ser interrogado antes de la crucifixión, por disposición del Papa Sixto V fue instalada en el 1586 como acceso de la capilla papal, el Sancta Sanctorum, así llamado por la grande cantidad de reliquias que ahí son conservadas.